Aprende el Salmo 91, poderosa oración de protección contra las malas energías

La fe mueve montañas esta es una frase que ha recorrido el mundo entero desde hace años sin embargo no muchas han podido analizar la de forma adecuada ya que dentro de ella ya hace una reflexión muy profunda que todos debemos entender

La fe, aunque es algo que nosotros no podemos ver ni sentir es un sentimiento que básicamente nos asegura que todo estará bien siempre y cuando creamos en algo que tiende a ser superior a nosotros y ahí es donde entran las religiones en juegos

La mayoría de religiones se basan en practicar el arte de la oración y aprendernos diferentes salmos con los que a través de ellos podemos obtener esa protección y seguridad que tanto necesitamos en nuestro hogar y para nuestra familia

El día de hoy nosotros queremos enseñarte el salmo 91 ya que es una de las oraciones más poderosas de todo en contra de las malas energías y en estos tiempos donde la sociedad decaído tanto es recomendable que la pongamos en práctica

Conoce sobre el salmo 91

Dios protege al que confía en él.

Tú que habitas al amparo del Altísimo y resides a la sombra del
Omnipotente, dile al Señor:

“Mi amparo, mi refugio, mi Dios, en quien yo pongo mi confianza”.

El te librará del lazo del cazador y del azote de la desgracia; te cubrirá
con sus plumas y hallarás bajo sus alas un refugio.

No temerás los miedos de la noche ni la flecha disparada de día, ni la
peste que avanza en las tinieblas, ni la plaga que azota a pleno sol.

Aunque caigan mil hombres a tu lado y diez mil, a tu derecha, tú estarás
fuera de peligro: su lealtad será tu escudo y armadura.

Basta que mires con tus ojos y verás cómo se le paga al impío. Pero tú
dices:

“Mi amparo es el Señor”, tú has hecho del Altísimo tu asilo”.

La desgracia no te alcanzará ni la plaga se acercará a tu tienda: pues a
los ángeles les ha ordenado que te escolten en todos tus caminos.

En sus manos te habrán de sostener para que no tropiece tu pie en alguna
piedra; andarás sobre víboras y leones y pisarás cachorros y dragones.

“Pues a mí se acogió, lo libraré, lo protegeré, pues mi nombre conoció. Si
me invoca, yo le responderé y en la angustia estaré junto a él, lo salvaré,
le rendiré honores.

Alargaré sus días como lo desea y haré que pueda ver mi salvación”.

Cómo puedes ver es una oración hermosa y te invitamos el día de hoy no solamente que te la aprendas, sino que también la leas cuando sientas que estás vulnerable o en un sitio inseguro y verás como dios te a cobijar ahí te protegerá de cualquier mal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies